El reto europeo

10VTiM13.tifLa vocación europeísta del Valencia Club de Atletismo le ha llevado desde sus orígenes a luchar por estar entre los mejores equipos del continente. En 1994 se conseguía en la ciudad de Viena la soñada meta, llegar a la categoría de honor del atletismo europeo. Tras ascender a la élite, pasaron unos años de asentamiento. En España la supremacía de las mujeres de este club llegó a ser más que evidente. Una imbatibilidad que llega hasta nuestros días, desde 1993 no se ha dejado de conquistar el cetro de campeón en la División de Honor femenina. El cetro liguero ha dado al Club de Atletismo Valencia Terra i Mar el privilegio de representar a España en el mayor evento deportivo de clubes que se celebra en Europa.

En Belfast 1995 se obtendría el campeonato europeo en el Grupo B, lo que suponía plaza definitiva a la máxima categoría europea. Fueron momentos de afianzamiento, gracias al impulso, al tesón y al trabajo que tan importante empresa necesitaba. Así, bajo la batuta de Antonio Ferrer, que no escatimaría en esfuerzos para poder superar cada día un nuevo peldaño, llegaría la cita de Milán en 1996, donde se lograría la séptima plaza en el primer gran envite, y la correspondiente permanencia en la élite.

DSC_0131.tifEl esfuerzo se incrementó y con el calor del público valenciano, en 1997 se conseguiría la cuarta plaza y la sensación de poder aspirar a más.Vilamoura (Portugal) 1998, fue la siguiente cita Europea en la que se repetiría la cuarta plaza conseguida en Valencia, asentándose en la élite europea. Tras Vilamoura llegaría Atenas 1999 con el subcampeonato, el mejor registro conseguido en la historia hasta el momento, sólo superadas por el equipo ruso, que más que un equipo ha venido siendo, una selección.

En el año 2000 se volvería a Portugal a la localidad de Vilareal de Santo Antonio, en una competición en la que hasta el último momento no se sabría que lugar del podium se lograría; al final un segundo puesto, empatados con las italianas, llevaría a las valencianas al tercer puesto del cajón. Un año después se pondrían las cosas en su sitio, Madrid 2001 hizo justicia y se volvería a la segunda posición, que consagraba al Club de Atletismo Valencia Terra i Mar como el mejor club Europeo, sólo superado por el incontestable equipo ruso.

Lisboa 2002 consolidaba la madurez competitiva del club, una inconmensurable Glory Alozie ganaba las tres pruebas en las que participaba, obteniendo un nuevo record para la competición en los 100m.v. Mercedes Chilla y Tacko Diouf ganaban las pruebas de jabalina y 400 mv. Ruth Beitia y Carlota Castrejana realizaban un meritorio segundo puesto, resultando triunfador el relevo corto. A pesar de la baja fundamental en nuestras filas como sería la de Niurka Montalvo, así como la desafortunada lesión de Dana Cervantes, se conseguiría el subcampeonato, quedando a tan solo 30 puntos del equipo Ruso.

Tras 10 Campeonatos ligueros de forma consecutivas y otras tantas Copas de S.M. la Reina, entre los entorchados más destacados, llegó Valencia 2003, un sueño en la mente de este Club. El Estadio del Turia se vistió de gala y se pudo ver la competición más igualada de los últimos años. El equipo del Lluch Ruso quedó al término de las pruebas a tan sólo 12 puntos. La competición fue una de las más propicias, pero lesiones de última hora y caídas imprevisibles dieron al traste con una puntuación que pudo ser más ajustada, o quizá superior…

Moscú 2004, tras el frustrado intento de Praga por organizar la competición más importante de clubes, fue el escenario donde las atletas del Club de Atletismo Valencia Terra i Mar se volvieron a medir a la flor y nata del atletismo europeo. La temporada en pista cubierta se abría de nuevo con la conquista de la Copa de S.M. la Reina, pero la preparación para un año olímpico como el 2004 y las lesiones de última hora, hicieron prever una encarnizada lucha para poder revalidar un puesto en el cajón. Todo parecía en contra pero la casta y el pundonor de las chicas de Blanquer hicieron llegar de nuevo al segundo puesto del cajón.

En 2005 se volvería a Portugal, esta vez en Lagos, logrando el tercer puesto. Al término de la primera jornada el Panellinios griego aventajaban a las rusas en 6 puntos por 12 a las valencianas. En la segunda jornada, el Valencia remontaba el vuelo y se llegaba a la última prueba con tan sólo un punto de diferencia con respecto al equipo griego. Pero nada se pudo hacer ante el poderío de Yanna Pittman, que paró el crono en 3.43.13. Tan solo 9 milésimas separaron a la australiana de Carolina García, quien impotente ante la zancada de Pittman veía como traspasaba por su derecha la línea de meta. El atletismo mostraba su peor cara para las representantes españolas en Europa, cuando más cerca estaba el cetro Europeo. Al final, hubo que conformarse con el tercer puesto del cajón. Noveno título consecutivo para el Luch con 125 puntos, las griegas del Panellinios 110 y el Club Atletismo Valencia Terra i Mar, 108 puntos.

En 2006, la Copa de Europa se volvía a disputar en Valencia, las autoridades valencianas se volcaron en organizar una de las mejores competiciones de la historia en cuanto a organización se refiere. En lo puramente deportivo nada se pudo hacer con el equipo Ruso, a pesar del plantel    dispuesto por Rafael Blanquer, así como el incondicional apoyo del público que abarrotaba el Estadio del Turia. El Luch de Moscow se hacía con su décimo cetro europeo con 141 puntos sobre los 111,5 del Club Atletismo Valencia Terra i Mar.

4 Responses

  1. Ugg Boots Cheap

    Your style is so unique compared to other people I’ve read stuff from. Thanks for posting when you’ve got the opportunity, Guess I’ll just book mark this web site.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.